9 Tips para hacer crecer tu negocio de Real Estate en Twitter

Para un profesional de bienes raíces crear una fuerte presencia en los medios sociales es parte esencial de su estrategia global de marketing ya que no solo le da visibilidad sino también credibilidad y autenticidad a su marca, posicionándolo como un “experto local”, una voz relevante de la industria. Twitter es un lugar sinuoso pero bien usado, puede aportarle valor a su negocio. Por @p0nja - Laura Corvalan

 Hoy por hoy, compradores y vendedores de propiedades utilizan los medios sociales y cada día van en aumento. Por esto es importante utilizar Twitter para su beneficio ya que probablemente sea la segunda o tercera red que más crecimiento ha tenido en los últimos años. 
Algunas particularidades indican que los usuarios de Twitter son tres veces más propensos a seguir marcas y empresas que los usuarios de Facebook, y estas interacciones dan lugar a transacciones. 
Desafortunadamente, para muchos profesionales de bienes raíces, cómo utilizar eficazmente Twitter puede ser un desafío. 

 twitter

¿Por qué Twitter puede ser un desafío a diferencia de Facebook o Pinterest?
No todas las redes son iguales, cada red es un microcosmos, con un lenguaje propio y una idiosincrasia diferente, y probablemente Twitter sea una de las más difíciles de asimilar, complicada de manejar y compleja para triunfar en ella. 
¿Por qué? Porque Twitter no es naturalmente fácil de usar, uno cuando comienza ahí no tiene seguidores y cuesta conseguir a los primeros, por lo que uno se encuentra al principio, como hablando solo. Postea cosas, pero obtiene muy poca interacción, lo que genera frustración y lleva a muchos a abandonar la red social. La misma red social Twitter asume que un ENORME porcentaje de sus usuarios son cuentas inactivas, desertores que crearon su cuenta, postearon un par de veces y al sentirse solos, se fueron. 
¿Quiénes persisten y se quedan? Los más aguerridos. Y eso lleva a marcar claramente un target, de usuarios socialmente activos, en general de edades intermedias, ni jóvenes o adolescentes (y mucho menos niños) ni ancianos: la gran población de Twitter tiene entre 20/25 y 45 años. 
La otra limitación de Twitter son los 140 caracteres. Uno no puede detenerse mucho en fórmulas de cortesía y adjetivaciones, tiene que ir directo al asunto, sin vueltas, y a veces de manera más resumida, y por lo tanto, muchas veces eso suena poco gentil, arisco e incluso desagradable. 
A esto hay que sumarle otra gran contra de Twitter y es que el marketing de la red está aún pensado para medianos a grandes anunciantes, hay que tener varios miles de dólares para pensar en una campaña y no hay planes pequeños. A diferencia de esto en Facebook uno puede comenzar con pequeñas campañas de anuncios e historias patrocinadas por unos pocos dólares. Aquí, no hay ayuda posible. 
Y finalmente, en Twitter los usuarios pueden ser anónimos, no hace falta -como en Facebook- dar datos reales, puedo ponerme cualquier avatar, un nick y ser quien yo quiera ser... y como sabemos el anonimato es un arma de doble filo. Mucha gente, guarecida en el anonimato dice cosas que si tuviera que firmarlas con nombre y apellido no las diría. 
Solo nos van a seguir si somos muy muy geniales, con posteos con una cuota de viralidad, con contenido de alta calidad... y todo en 140 caracteres para un público difícil de complacer y propenso a la agresividad. Como verán, nada fácil. 

Empecemos por unos consejos como para lograr esta meta: 
1) El nombre es importante:
Empecemos por nuestra marca, nuestro nombre. El usuario en Twitter sólo puede tener hasta un máximo de 15 caracteres y claro, debe estar disponible. Muchos de nuestros nombres son más largos y un “RodriguezPropiedades” ya es largo, un “LaFlorestaInmobiliaria” también. 
La mayoría debe pensar entonces en cómo va a apocopar su nombre sin dejar de respetar “la marca”, el nombre con el que la gente nos conoce. Su marca en línea debe hacerse eco de la marca que ha establecido offline y aunque parezca sencillo, lograr un “arroba” que quede alineado y esté disponible no es tan fácil de lograr. 
2) El diseño, colores, avatar:
Una vez que hemos conseguido un nombre alineado a la marca, hay que lograr una apariencia que combine a la perfección entre el marketing tradicional y el marketing en línea mediante el uso de la misma foto de perfil, el diseño y esquema de colores. Nuestra tarjeta de papel, las presentaciones, el newsletter, el sitio web, todo deber estar alineado ahora también en su perfil de Twitter. 
A esto hay que sumarle que Twitter nos permite tener tres imágenes: la del avatar (profile picture), la de detrás del avatar (header image) y la del fondo (profile). Muchas marcas aprovechan el costado de la imagen de fondo para poner télefonos, mails, enlaces a otras redes sociales y todo respetando los colores y diseños institucionales de la marca, lo cual es buena idea. Ah, y no olvidarse de chequear que en las versiones mobile se vea bien. 

3) Elija sus herramientas de Twitter

De todas las redes sociales el contenido de Twitter es el que tiene la esperanza de vida más corta. Según un estudio, el promedio de “vida” de un tuit (es decir, el tiempo que se necesita para ganar la mitad de sus retuits) es de sólo dieciocho minutos -y cuanto más activos son tus seguidores, más rápido la información queda enterrada en la avalancha de nuevos tuits. 
Sabiendo esto, podemos decir que tuitear una vez al mes o una vez a la semana no va a hacer mucho. Para ver los resultados reales, es necesario tuitear todos los días y varias veces al día. La construcción de los seguidores es un proceso a largo plazo, por lo que también es necesario tuitear constantemente. Para ayudarle a mantener un flujo constante, puede utilizar servicios gratuitos como Hootsuite y Buffer para programar los tuits antes de tiempo y construir un cronograma modificable de publicaciones a futuro. 
Además de éstas dos que permiten analizar y automáticamente programar tus tuits para publicar en el mejor momento posible, conviene probar varias herramientas que permitan escuchar, responder e interactuar con sus seguidores y se ajusten a uno. 
Algunas herramientas interesantes son: 
Sprout Social: Herramienta de gestión de redes sociales creado para ayudar a las empresas a encontrar nuevos clientes y hacer crecer su presencia en los medios sociales. 
TweetBeep: Avisa donde se puede realizar un seguimiento de las conversaciones si mencionan a tus productos o a tu empresa. 
TweetLevel: Permite observar, analizar y calcular su influencia y la de sus competidores. 
4) El tiempo es importante

Lo primero que debés analizar es cuándo compartir tu contenido: las redes sociales funcionan mejor en determinados horarios. Cada una tiene su horario particular dependiendo de nuestro target de usuarios, fans o seguidores. 
Bitly, el servicio "acortador de URLs", hizo un análisis de la información de sus usuarios para dar con los mejores momentos para postear los enlaces en las redes sociales y analizaron patrones de comportamiento de entradas en Facebook, Twitter, Google Plus, Pinterest y Linkedin. 
Según ellos, en Twitter, funcionan mejor los tuits publicados entre las 9 y las 16 horas, y sería el mediodía el mejor momento para comunicar. Además afirman que los viernes, los sábados y los domingos la gente ya no presta tanta atención a esta red social así que hay que aprovechar los días comprendidos entre lunes y jueves. 
Otras herramientas como SocialBro y Tweriod permiten analizar nuestra cuenta y luego determinar su momento óptimo para tuitear en base al número máximo de seguidores en línea en un momento dado. 
5) No repetir contenido o cómo hacer lucir tu mismo posteo varias veces sin cansar en la repetición

Muchas veces uno piensa que compartir un posteo es fácil, el título y el enlace y listo. Pero qué pasa cuando querramos publicarlo nuevamente al otro día, o en la misma semana. No podemos repetir la publicación, no solo por no repetir el texto sino porque a veces uno descubre, en la primera publicación, que el título no resultó lo suficientemente “ganchero” para tu público. 
Hay que pensar varias opciones para publicar lo mismo de diferentes maneras: cambiando de más formal a más informal; en formato pregunta o en formato afirmación, y ver qué funciona mejor entre nuestros seguidores. 
6) La gente es la clave

La clave de todo en las redes sociales es la gente, parece una verdad de perogrullo pero no lo es. A veces tenemos los mejores horarios programados, las mejores frases y versiones de posteos y algunas personas comienzan tímidamente a compartirlo, a comentarlo, a difundirlo. Y uno se entusiasma y aplaude en soledad pero no les dice nada. 
No les dice: “gracias @menganito por compartir el enlace con tus followers”. Muchas veces uno no agradece los favs, no dice gracias por los compartidos, no saluda a los que hacen Rts, no se dispone a conocer y curiosear a los que compartieron nuestra publicación o acaban de seguirnos y ESA es la clave. 
7) Utilice la función de búsqueda
La función de búsqueda integrada de Twitter no es sólo para buscar otros usuarios: también se puede utilizar para encontrar conversaciones en las que uno puede contribuir, aportar, sumar. Haga una lista de búsquedas relacionadas con su negocio y busque estos términos en la barra de búsqueda de Twitter para ver qué sale. 
Mediante la búsqueda "busco departamento alquiler", por ejemplo, es posible encontrar a muchos potenciales clientes. 

Hacer búsquedas da la opción de responder a las preguntas de potenciales clientes y por qué no, seguidores; y también dar consejos. Utilice hashtags para perfeccionar y orientar estas búsquedas e incorpore hashtags en sus propios tuits para que cuando la gente haga búsquedas sea más fácil encontrarlo. 
La marca que se equivoca en Twitter NO se pone a buscar gente que ya está conversando para sugerirles la publicación de uno. A veces uno piensa que la gente tiene que llegar a uno, no piensa en que tiene que salir a buscarla. 
El consejo a veces es: “deje de tuitear y vaya a leer lo que los demás están tuiteando”, “no tuitee, responda tuits de otros”, una marca que no responde, que no interactúa, puede tener los mejores tuits pero jamás será exitosa. 
8) El contenido es el REY

Crear una estrategia de comunicación para Twitter incluye pensar contenido relevante y de interés periodístico, junto con los tuits de motivación que inspiran a sus seguidores a que se comprometan en la conversación. Hay que crear contenido compartido digno de que se propague (o en términos de marketing de moda: que se haga viral) su mensaje y su marca. 
Sabemos que claramente uno piensa que el objetivo es conseguir nuevas ventas, pero nadie quiere una cuenta que se dedique solamente a vender. Uno tiene que moderar el perfil comercial e incluir otros mensajes. 
Es importante mostrarle a los consumidores que no solamente uno está interesado en sumar otra venta y eso significa compartir libremente el contenido de otros expertos y sitios, así como cualquier otra cosa que uno piense que sus seguidores pueden disfrutar. Recuerde, no se trata siempre de uno: es acerca de su audiencia. 
Es importante mantenerlo fresco y mezclar. El objetivo es integrar la diversión y la actualidad con lo relevante y lo oportuno. 
Tus tuits, por ejemplo, pueden consistir en: 
Enlaces a su blog o contenido del sitio web 20%
Enlace al contenido de otras personas 20% (sí, debe buscar referentes de su área y difundir sus posteos para que mañana, ellos hagan lo mismo con el suyo)
Hablar del negocio o compartir su propio material de marketing 20%
El 40% restante debe consistir en interacciones personales, charlas con otras marcas o usuarios, comentarios, tendido de redes, detalles de color.
El uso de Twitter no sólo consiste en tuitear: se trata también de hacer retuits, mencionar personas, marcas, de la interacción con otros usuarios y marcas surgirá el crecimiento personal. Al involucrar a las empresas y personas influyentes locales, usted se expone a un público más amplio y, posiblemente, a ganar publicidad gratuita de los que están dispuestos a devolverle el favor. 
9) Utilice listas
Con la función de lista de Twitter, se puede afinar la estrategia y el contenido para alcanzar e involucrar a grupos específicos. Categorizar los diferentes tipos de usuarios en listas públicas y privadas le va a permitir disminuir el ruido propio de Twitter, haciendo foco en sus intereses. 
Listas públicas de perspectivas de la industria, de clientes, de comercios locales afines a su zona de trabajo; listas privadas de marcas competidoras a las que quiere seguir de cerca sin que ellas se enteren. Es importante remarcar que NO es necesario seguir a alguien para ponerlo en una lista por lo tanto uno puede NO seguir a sus competidores pero tenerlos a mano para monitorear qué hacen en una lista privada que solo uno ve. 
Tener listas ayudará, como dijimos, a hacer seguimientos más personalizados y también puede mejorar su visibilidad: haciendo una lista pública interesante, permitimos que otros usuarios de Twitter puedan seguirla y además notifica a los usuarios agregados que fueron añadidos a la misma. 
Por ejemplo, la sección de Real Estate de Wall Street Journal tiene su lista pública donde incluye a los periodistas del medio y a otras cuentas. Esa lista tiene 155 seguidores, gente a la que le interesa lo que digan los 7 miembros incluidos por la marca. 
Las listas de Twitter es una de sus funcionalidades más descuidadas y poco aprovechadas, investigue, cree listas y descubrirá utilidades impensadas en esta red social. 

La idea detrás de los medios sociales es establecer una presencia en línea y crear conexiones locales a través de intereses similares. La promoción de su negocio de bienes raíces a través de Twitter puede abrir la puerta a las oportunidades nunca antes disponibles, por lo que hay que salir y empezar a crear esos momentos hoy.

Fuente: http://www.reporteinmobiliario.com/
Link: http://www.reporteinmobiliario.com/nuke/article2639-9-tips-para-hacer-crecer-tu-negocio-de-real-estate-en-twitter.html
Autora: Laura Corvalán ( @p0nja )